Histórico: curan científicos VIH en monos

e
Científicos alteraron el ADN de los monos para darle a sus células las propiedades de pelear contra el virus


Fuente: Agencias
En un notable avance contra el virus que causa el SIDA, los científicos del Instituto de Investigación Scripps (TSRI) en EU han anunciado la creación de un posible fármaco potente y universalmente eficaz, que podría funcionar como parte de una vacuna poco convencional.
La investigación, que involucró a científicos de más de una docena instituciones, se publicó el miércoles.
El estudio muestra que el nuevo fármaco candidato para vacuna, bloquea cada cepa del VIH-1, VIH-2 y SIV (vir
us de inmunodeficiencia de los simios) que se han aislado de los seres humanos o los macacos rhesus, incluyendo las variantes más difíciles de detener. También protege contra una dosis más alto de virus que ocurre en la mayoría de los casos de transmisión humana, hasta ahora funciona a partir de los ocho meses después de la inyección.
“Nuestro compuesto es el inhibidor más amplio y potente que se ha descrito hasta ahora,” señaló Michael Farzan, profesor de TSRI. “A diferencia de anticuerpos, los cuales fallan en neutralizar una gran fracción de cepas VIH-1, nuestra proteína ha sido eficaz contra todas las cepas probadas, aumentando la posibilidad de que podría ofrecer una alternativa eficaz vacuna contra el VIH.”
Cuando el VIH infecta una célula, se dirige a los linfocitos CD4, una parte integral del sistema inmunológico del cuerpo. El VIH se fusiona con la célula e inserta su propio material genético y transforma la célula huésped en un sitio de fabricación del VIH.
El nuevo estudio se basa en los hallazgos anteriores del laboratorio de Farzan, donde muestran que un co-receptor llamado CCR5 contiene modificaciones inusuales en su región crítica de unión con el VIH, y que las proteínas basadas en esta región se pueden utilizar para prevenir la infección.
Con este conocimiento, Farzan y su equipo desarrollaron un nuevo fármaco candidato para que se una a dos sitios en la superficie del virus de forma simultánea, creando la prevención de la entrada del VIH en la célula.
“Cuando los anticuerpos tratan de imitar el receptor, tocan un montón de otras partes de la envoltura viral, la cual el VIH puede cambiar con facilidad,” expresó el investigador asociado, Mateo Gardner. “Hemos desarrollado una imitación directa de los receptores sin proporcionar muchas avenidas, las cuales el virus puede usar para escapar, así que hasta el momento recogemos todos los virus.”
El equipo también aprovechó de la tecnología preexistente para diseñar un vehículo de entrega: un virus pequeño, relativamente inocuo, que no causa ninguna enfermedad. Una vez inyectado en el tejido muscular, al igual que el propio VIH, el vehículo convierte las células en “fábricas” que podrían producir suficiente cantidad de la nueva proteína protectora para durar por años, quizá décadas, señaló Farzan.
Los datos del estudio mostraron que el candidato se une más potentemente a la envoltura del VIH-1 que los mejores anticuerpos contra el virus.
“Esta es la culminación de los esfuerzos de más de una década de trabajo en la bioquímica sobre cómo el VIH entra en las células,” declaró Farzan. “Cuando hicimos nuestro trabajo original sobre CCR5, la gente pensaba que era interesante, pero nadie vio el potencial terapéutico. Ese potencial está empezando a hacerse realidad.”
COMPARTE

Julio Garcia

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
Publicar un comentario